Truco Jedi

Esta mañana yendo al trabajo me encontré con uno de los colectivos que más mala me ponen en el mundo: los trabajadores de metro que esperan a pedirte el billete justo después de que lo metas en la cartera y justo antes de que salga el tren (seguro que el colectivo tiene un nombre más corto pero nunca pregunté). Ya sé que es su trabajo pero... ¿tanto les cuesta esperar arriba? No soy fan del efecto sorpresa antes de las 9 de la mañana.

Así que le enseñé mi tarjeta del metro Sube-T a uno de los señores-que-piden-el-billete-en-sitios-inoportunos. Y cuando empezó a examinar el billete de 10 viajes que estaba en la funda de la tarjeta se lo quité delicadamente de las manos y le dije señalando a la tarjeta "Este billete no tiene nada que ver. El billete es este". El señor-que-blablabla me miró con cara de no entender y me preguntó "¿Y el billete?". Yo sabía que tenía que explicarle que era una tarjeta piloto, que no necesitaba billete, que tenía el justificante de pago del mes en la funda. Pero no me dio la gana. Así que recurrí a la fuerza, pero a la fuerza de los Jedi. Lo miré fijamente y simplemente le dije, muy despacio, "El billete es este" mientras se lo ponía a la altura de los ojos. Y funcionó. De repente fue como si el hombre acabara de despertar de un sueño, me dejó pasar mientras le explicaba a su compañero "Ah, sí, es una nueva tarjeta piloto, no necesita billete".

Y ahora no sé si la fuerza me acompaña o si la tarjeta del metro está hecha de psychic paper como la de Dr Who. Si es así voy a ver si me sirve como pase vip en los conciertos...

Comentarios

  1. Yo creo que la fuerza te acompaña desde que naciste... envíame un poco a londres anda!!
    ana

    ResponderEliminar
  2. Jajaj, gracias! Blogger estuvo funcionando muy mal estos días y no había visto el comentario XD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares