Homófobos y marujones no, que me enamoro

Ayer leí una noticia en el Facebook de George Takei que me puso muy mala. ¿Qué necesidad tenía de ponerme mala a las 8:30 de la mañana, George? La noticia es esta: un colegio católico en EEUU despide a una profesora porque un padre anónimo* envía una carta diciendo que la profesora es gay, tras haber visto en la esquela de su madre que cita a su compañera sentimental.

En serio. Ser homófobo ya es malo, pero ser homófobo y marujón es el premio gordo. Porque hay que ser bien marujón (y mala persona) para ir mirando esquelas detenidamente a ver si encuentras algo jugoso**. Porque claro, tú lees que se muere la madre de una persona que conoces, y lo primero que se te ocurre, por caridad cristiana, es conseguir que la echen del trabajo. Bravo. Yo sólo espero que en el infierno de los marujones los tengan en celdas individuales, sin acceso a la información para toda la eternidad.

Los alumnos del colegio ya empezaron una petición online para que le devuelvan su puesto, insisten en que es una persona muy respetuosa y merece que a su vez la traten con respeto. No entienden que en clase se les enseñe unos valores que no encajan luego con este tipo de discriminación. Bueno, ¡por lo menos el espíritu crítico no está muerto!


Si a ella la despiden por su orientación sexual, yo creo que hay que tomar medidas sobre la orientación marujil y diabólica de la persona que envió la carta. No sé, una orden de alejamiento para que no se acerque a menos de tres kilómetros de la puerta del colegio, porque si están tan preocupados por "actos inmorales" yo creo que la discriminación y el odio son bastante inmorales. Se me ocurren pocas ideas menos rancias para inculcar a un niño que la homofobia y el marujeo. En serio que no se puede ser más rancio. Bueno, a lo mejor se puede pero no lo intentéis en casa.

*No sé si es padre o madre, porque a los marujones les gusta actuar desde el anonimato, cual vieja del visillo.
**La esquela la tienen en el enlace de la noticia y la tuve que leer dos veces para encontrar el nombre. Son cinco caracteres. La despidieron por algo tan escandaloso como cinco caracteres en la esquela de su madre.

Comentarios

  1. ¿El nombre de la pareja es el que está en paréntesis? Hace falta ser experto en esquelas para fijarse en eso... Más me llamaría la atención a mí que al marido le llamasen Bob si llemaba Charles y que incluyan a su mascota como miembro de su familia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! ¿A que es muy difícil de encontrar? Yo porque la leí dos veces y sabía lo que buscaba, pero vamos, que es marujón nivel experto y se ve que no estamos cualificadas.
      ¡A mí también me llamó más la atención lo de Bob! Nada, que no sabemos encontrar lo realmente jugoso de las esquelas, así no vamos a poder arruinarle la vida a nadie, vaya por dios.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares