El chat

Nunca me atrajeron los chats. Me gusta hablar con mi familia y mis amigos por Whatsapp o por Facebook (aunque, ejem, ejem, no lo haga muy a menudo), y me parecen una idea estupenda los foros sobre temas concretos, pero eso de ponerme a hablar con desconocidos así, en directo, no es lo mío. Lo sé porque lo intenté. Duré dos minutos.

Un día sentada frente al ordenador de casa, cuando tenía 15 o 16 años, se me ocurrió meterme en un chat, a ver si era más entretenido de lo que parecía. En fin, muy aburrida tenía que estar. El chat era en inglés, no sé si porque era un chat de fans de mi grupo de música favorito o porque yo era rara. Puede que fuera por las dos cosas.

A modo de presentación, una de las personas del chat me habla y me pregunta "Do you have big boobs?" ("¿Tienes una delantera grande?"*), a lo que yo rápidamente respondo "Do you have a small brain?" ("¿Tienes un cerebro pequeño?"). Porque si puedes ser borde en un idioma, puedes serlo en todos. El caso es que me banearon a mí. Sí, varias personas me dijeron que no tenía que ser tan borde, que él sólo me estaba haciendo una pregunta (y yo a él otra, ¿no?), y el administrador del chat me bloqueó.

Me acordé de esto hace poco, hablando con una compañera del trabajo sobre los adolescentes y las redes sociales. Entiendo que hoy se tenga que hacer más hincapié en los temas de privacidad (qué información compartes, dónde y con quién), pero el problema de hablar con desconocidos no es nuevo, es el mismo problema en distinto medio. Si no tienes sentidiño como para no seguir con una conversación rara o para no quedar con un desconocido, tampoco vas a tenerlo cuando te encuentres con el famoso repartidor de caramelos a la puerta del colegio. Una cosa es poner el control parental o limitar la conexión a internet, que me parece muy bien, y otra amueblar cabezas.



*Podría haberlo traducido de forma más literal, pero no quiero que la gente llegue a mi blog buscando eso y se lleve una decepción. Es lo malo de tener un blog sobre cosas que no te gustan, la gente llega buscando lo que tú criticas.


Comentarios

Entradas populares