11 del 11 del 11

Cada día tengo más claro dos cosas: que con el trabajo no me voy a hacer rica y que tendré que trabajar hasta los 90. Así que cuando vi el anuncio de la lotería del 11 del 11 del 11 me pareció que a lo mejor no era tan mala idea. Hay gente que compra lotería cada semana, pero como yo sólo compro lotería de Navidad y cuando me la ofrecen, me surgieron algunas dudas:

"Muy bien, aprovechando que hay un puesto de la Once aquí al lado voy a comprar un...¿ticket? No, ticket es un anglicismo... ¿un billete? No, eso suena a traducción literal de ticket. Mm, y las participaciones son las de Navidad, ¿no? No pasa nada, aquí hay muchos carteles pegados, seguro que en algún lado pone lo que venden. No, no veo nada y me está mirando, o lo pido ahora o salgo corriendo. Bueno, si encuentro un cartel del sorteo puedeo usar el truco Erasmus y señalar lo que quiero. Me está mirando y yo no veo nada. Bueno, allá voy: 'Buenos días, ¿me da...uno para el sorteo del 11 del 11 del...' 'No me quedan'. Mala suerte. Esto va a ser una señal."

Dos horas después, en el trabajo:

"¡¡Cupón!! La palabra era cupón. Claro, cupón. Ahora."

Comentarios

Entradas populares