Terapia vecinal

Creo que por fin encontré la forma de desahogarme cuando los vecinos discutan... voy a gritar frases inconexas para que no sepan que les grito a ellos. Así me desahogo sin desencadenar una guerra. De momento se me ocurren éstas:

–"¡Si yo fuera Ministro de Magia hace tiempo que estabais en Azkaban!" Lo único malo de ésta es que siempre corre uno el riesgo de que sus vecinos sean mortífagos, así que a lo mejor me la guardo.

–"¡KAMEHAMEHAHHH!". Ésta está bien porque puede ir acompañada de coreografía y eso desahoga mucho.

–"¡Si me queréis, irse!" Ésta es más como de aquí, como más castiza.


Comentarios

Entradas populares