Ninja de metro

Me gusta el metro de Madrid, pero hay una cosa que no soporto: la gente que no se aparta cuando se abren las puertas. ¡Si hay hasta avisos luminosos! Pero no es suficiente, así que hoy tomé una decisión: voy a ir al metro con un palo de fregona y cuando se abran las puertas me abriré paso con él como si fuera una tortuga ninja*. Ya estoy pensando en nombres, ahora mismo estoy entre "La justiciera del metro" y "La loca de la línea 10". No sé, creo que voy a dejar que los otros pasajeros decidan por mí.

*El arma de Donatello en inglés se llama bo staff, pero en español no sé si es bo, bastón o palo de bo... [Fuente: la infinita sabiduría de mi hermano].

Comentarios

  1. Ánimo. Yo te apoyo. En la línea 10 precisamente, una vez al intentar salir, me encontré a un tipo, no sólo delante de la puerta, sino literalmente tocándola con las narices, pero es que encima no se movió un milímetro, ni siquiera para intentar entrar. Como además había mucha gente, que sí estaba agolpada en forma de embudo a los lados de la puerta, tras tres segundos esperando que se quitara (si no, imposible salir, ni yo ni el resto de viajeros), le cogí de los hombros y salí arrastrándole dos metros hacía atrás. Se quedó tan pillado que no dijo nada cuando le grité: "¿Ves cómo para puedas entrar primero hay que dejar salir y que lo puede entender hasta un niño de tres años?". Eso sí, en esos cinco segundos el resto de gente entró y ya no pudo entrar. Por gilipollas. Lo que más me jodió es que esperaba por lo menos algún aplauso suelto por parte del resto de viajeros, no tanto por vanidad (algo sí), sino para ver si tomaban ejemplo en el futuro... pero no creo... tampoco os vayais a pensar que soy un bruto, simplemente esa vez sí me dije "Esta vez NO"...

    ResponderEliminar
  2. Pues, con eso de vivir en el tercer mundo, cuando voy a Madrid la luz del metro me ciega, la emplitud de los vagones me impresiona, y no me fijo en lo de si dejan entrar. Me dejo llevar por la corriente humana.

    Drama lo que ocurre en el metro de San Petersburgo: cuando esperas a que se abran las puertas del vagón, si eres la más cercana a la puerta, tienes que soportar que las señoras gordas te empujen desde atrás con las tetas. En tu espalda. Blandurrias. El horror.

    ResponderEliminar
  3. Aqui es imposible salir en la última parada del tranvía(es que metro no tenemos, oh Bergen, que progre eres..) porque estan esperando como hordas de zombis para coger sitios en vez de cerebros.
    Yo me lo paso bien, porque les insulto y suelto tacos en castellano o valenciano y me quedo tan ancha jaja
    Que capítulo escribió de Doctor Who?? Y me recomiendas algún libro escrito por él? el más sencillo que tenga porque aqui seguramente lo conseguiré en Noruego y claro..no domino tanto el idioma jaja
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. @Julio, yo no sé qué tiene la línea 10 que es brutal, deben de repartir ahí algo y no nos estamos enterando... ;)

    Pues hiciste bien, no ibas a esperar a que lo apartara la grúa! A ver si aprenden. Y tienes razón en lo del aplauso, la gente en el metro va un poco dormida. Bueno, en el transporte público en general, yo me caí una vez por la escalera de un bus de dos pisos en Londres e hice un aterrizaje espectacular y nada, ni aplausos, ni risas, ni nada. Qué sosos...

    @Martes, a mí el metro de Madrid me gusta más que el de Londres también por lo de que es más amplio y más nuevo, el de Rusia creo que me voy a quedar sin probarlo... esa imagen del empujón blandurrio me va a acompañar un tiempo! Arg!! XD

    @Arien, y nosotros que pensamos siempre que en el norte de Europa son más civilizados, si es que en todas partes cuecen habas...

    El capítulo que escribió Neil Gaiman de Doctor Who es "The Doctor's Wife" (el 4º de esta temporada). Como este hombre escribe para adultos, adolescentes y niños a lo mejor es más fácil empezar con uno para niños (a mí es que me encanta la literatura infantil!). Es el autor de Coraline, aunque ese no lo leí, también Stardust, que se convirtió en peli y Neverwhere, que empezó siendo una serie de la BBC y la convirtió en libro. También tiene libros con relatos breves (yo tengo Fragile Things), si vas a tener que estar dándole al diccionario de noruego puede que sea mejor ir de historia corta en historia corta, no? Yo el Stories lo estoy leyendo mientras leo otros libros. Ays, ahora tengo ganas de comprar los libros que me faltan de este hombre! ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares