Cosas que no dije #10

[Conversación telefónica en una oficina]

Cliente: ¡Es la tercera vez que me repite lo mismo cuando le pregunto X!
M*: Mmm... ya. ¿Y no empieza a pensar que tal vez sea más que una simple coincidencia? ¿No cree que existe la posibilidad, aunque sea pequeña, de que esa sea realmente la respuesta a su pregunta y de ahí mi insistencia? Un ejemplo, si usted me pregunta mi nombre tres veces, las tres veces le repetiré el mismo nombre. ¿Está claro o prefiere que se lo repita tres veces?

[Conversación en una oficina]

M: Y ahora, por favor, me rellena este formulario con los datos que tenga.
Clienta (sin mirar el formulario): ¿Y aquí qué tengo que poner? ¡Es que no sé lo que tengo que hacer!
M*: Pues mire, primero tiene que aprender a leer. Empiece por las vocales, luego las consonantes y cuando se sienta segura empiece a combinarlas.

*Cosas que no dije

Por supuesto las dos conversaciones acabaron con un "Ah, claro" por parte del cliente. Si no escuchan y no leen... ¿a mí que me queda?

Comentarios

Entradas populares