Cosas de que no

El otro día casi corrijo a una señora por la calle. Tenía ya la boca abierta. Y si sumamos a esto que cada vez que oigo un dequeísmo en la tele siento la necesidad de decir en voz alta "dequeQUÉ?"... el diagnóstico está claro: de mayor voy a ser Kreacher, el elfo gruñón de Harry Potter.
Qué rabia, yo que quería ser señora...

Comentarios

  1. Es una batalla perdida. Yo me retorcía en mi silla, cada vez que todas mis profesoras decían "sobre de". Claro que nada como R, mi purista profesor de lingüística, y defensor acérrimo del buen uso de la lengua, que se come los determinantes, dice "HabíaN dos coches", "malosentendidos", y así suma y sigue, pero que luego baja medio punto por cada falta de ortografía en un examen. Tócate los cojones.

    ResponderEliminar
  2. Arg! El "habían" me mata mucho...
    Yo tenía una profe de primaria que me obligaba a escribir "sietecientos" en vez de setecientos... Si lo pienso tampoco salimos tan mal! XD

    ResponderEliminar
  3. ¡Cómo te entiendo! Yo, que soy de gatillo fácil, dijo de boli rojo fácil, lo paso fatal cuando salgo de casa y me tropiezo con los cartelitos del presidente de la comunidad. El último: "Se ruega no arrogen colillas al patio." Se ruega que estudien ortografía...
    Por cierto, ¿conoces al poli de Ciudad K? http://www.rtve.es/alacarta/videos/ciudad-k/ciudad-capitulo-2-policia/887422/

    ResponderEliminar
  4. Pues nada, David, a sacar fotos de los carteles, ¡el mundo tiene que saber!
    Gracias por el enlace, no lo conocía. Anda que no tiene que estar ocupado ese poli...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares