Señora in the making

Hoy en el metro ví a una señora haciéndose. Dependiendo del ángulo y del grado de atención con el que se mirase podía tener entre 40 y 80 años. De espaldas parecía una señora de 80 años con su abrigo largo saliendo de misa. Pero de cerca el abrigo no era el típico de señora, era más fino y con un diseño ligeramente más moderno. El pelo era de señora salida de la peluquería, con esa permanente abombada tan... de señora. Pero mirando atentamente se daba uno cuenta de que era un poco más largo que el peinado-señora y un poco menos abombado. La cara era de señora de entre 40 y 60. El mundo está mal repartido. Gente intentando parecer más joven mientras otros intentan acelerar el proceso.

Comentarios

Entradas populares