Quiero hablar con un operador

Hoy me estuve peleando en el trabajo con uno de esos menús telefónicos tan útiles (lo que realmente quieren decir es "Si quiere que le atienda otra máquina pulse 1, si quiere escuchar música y que no le atienda nadie pulse 2") y recordé aquellas entrañables conversaciones con el contestador del Alsa.

M: Quiero hablar con un operador.
Máquina: ¿Quiere un billete para Badajoz?

M: Quiero un billete de familia numerosa.
Máquina: ¿Quiere un billete para Zaragoza?

No me extraña que haya paro con la cantidad de máquinas que hay contestando al teléfono... Aunque hay que reconocer que es un buen negocio, a las máquinas no les pagas y además la gente se tira horas extra en el 902 intentando hacerse entender. Y a los médicos les debe de venir bien porque a mí cada vez que me salta una máquina me hierve la sangre. Un día de estos encontrarán mi cadáver junto al teléfono y al investigar descubrirán al otro lado de la línea un mensaje grabado repitiendo en bucle "No le hemos entendido, por favor explique claramente el motivo de su llamada".

Comentarios

  1. totalmente de acuerdo. Estoy en contra de ello, soy operadora y después de que POR FIN me transfieren la llamada, tengo que aguantar la charla de la señora quejandose de la maquina.

    Por cierto, creo que te voy a copiar el "cosas que dije" y "cosas que no dije" para mi blog!

    ResponderEliminar
  2. Feel free! XD Yo llevo una doble vida entre lo que dije y lo que no dije, pero creo que mi vida interior me divierte más, jeje (sí, soy de esas que se van riendo solas por la calle...)

    Lo de las máquinas es un infierno para (casi) todos, para los clientes, para la gente que despiden cuando reducen personal y, como dices, para la gente que tiene que aguantar el rebote. No, no me acaba de convencer el invento...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares