Jugando

El otro día  jugué a "miradas encadenadas" en el metro. La señora que estaba sentada a mi lado me miraba fijamente, yo miraba enfrente su reflejo que a su vez miraba fijamente a mi "yo" reflejado y así en un bucle infinito que duró casi todo el trayecto. No ganó ninguna de las dos.

Comentarios

Entradas populares