Hoot!

Este finde cogí mi primer Búho desde que volví a vivir a Madrid (aka Madrid II): ya soy una niña grande! Al igual que en Madrid I le pregunté al conductor si pasaba por mi parada y no supo decirme. Me inquieta bastante que no les suenen los nombres de las paradas, sobre todo porque suenan por el altavoz, ¿irán adormilados como los conductores de metro?

Llegué a mi barrio a las 3 de la mañana y estaba desierto. Faltaban aún unas horas para la hora punta, entre las 8 y 8.30, en la que la gente mayor aprovecha para pasear al perro y a la gente aún más mayor. Aunque estaba bastante siniestro nadie se decidió a atracarme, y no fue por falta de aviso: llevaba varias cajitas de Smarties en el bolso y al moverme parecía que llevaba unas maracas. Eso me pasa por preparar los viajes en bus como si fueran excursiones del colegio.

Comentarios

Entradas populares