Mi barrio

La vida en un barrio dominado por señores mayores no es fácil. Tienes que aprender a vivir con el miedo a que les falle la puntería y te escupan en un pie. Es oir un carraspeo y mis músculos se tensan, preparados para esquivar cualquier cosa. Pero mayormente, flema.

Comentarios

Entradas populares